El Sueño Se Terminó...

Señalar el día exacto en que la banda The Beatles se disolvió no es fácil. Muchos creíamos que fue cuando Lennon anunció ante sus boquiabiertos colegas que dejaba la banda o cuando Paul McCartney anunció que abandonaba el grupo. Sin embargo, muchos expertos en el tema sitúan el día exacto el 31 de diciembre de 1970, cuando McCartney presentó una demanda judicial ante el Alto Tribunal de Londres para disolver la sociedad. Ese día se inició formalmente el proceso que llevaría a la disolución de los Beatles como identidad legal. El divorcio público de los Beatles fue largo, turbio, humillante y definitivo.

Una generación entera había crecido con la banda, viendo cómo transformaban la música popular moderna de un mero y frívolo producto para adolescentes en verdadero arte. Los Beatles habían reflejado las inquietudes y los valores culturales de los jóvenes de la década de 1960, pero de repente el mundo se enfrentaba al rígido e implacable proceso formal que desmantelaría una corporación de alcance mundial; y las verdades y valores de la generación del lema "paz, amor y hermandad" parecían cubrirse de polvo mientras la humanidad era testigo de su desaparición.