RuidosClave

Guns N’ Roses - Sweet Child O’ Mine

Los alborotadores desarman a cualquiera, mostrando su faceta reflexiva.

Con la singular introducción de Sweet Child O’Mine , el tercer single de Guns N’ Roses, comenzó como una broma del primer guitarrista Slash al calentar con el baterista Steven Adler. El hipnótico y repetitivo estribillo impresionó al guitarrista Izzy Stradlin, el bajista Duff McKagan y a Axl Rose. Este último proporcionó el toque final, un poema a su futura esposa. 

Para ser un destacado alborotador, Rose pone en esta canción dosis de sinceridad cuando declara que odiaría mirar a su amada a los ojos “y ver una onza de dolor”. El público desafortunadamente escuchó muy poco del solo de Slash, que bendice el largo final de la versión extendida de la canción en el exitoso álbum Appetite For Destruction. En un movimiento que enfureció a la banda, Geffen Records, preocupado por los prospectos comerciales de un single de más de 5 minutos, recortó a 90 segundos la canción. Reducida o no, no se trataba únicamente de una power ballad. Ahora una movida comercial estereotipada de los loqueros duros, sino algo con un sentido más elegante, su pathos remachado por el suspiro en “Where do we go from here?”. 

Llegó al número uno de las listas en Estados Unidos el 10 de septiembre de 1988, hecho que animó a Rose a componer la balada “November Rain”, el épico tema central de 9 minutos de su doble álbum lanzado simultáneamente de 1991.  

Billy Joel y su álbum The Stranger

#RuidosClave

El neoyorquino Billy Joel consiguió un puesto número 25 en la lista de éxitos estadounidense en 1974 con Piano Man. Más tarde llegó The Stranger, un álbum lanzado en septiembre de 1977 que consiguió lo que parecía imposible: vender más copias que Bridge Over Troubled Water, de Simon And Garfunkel.  

Con este trabajo, obtuvo cuatro grandes éxitos en Estados Unidos, en una época en que los álbumes generaban apenas uno o dos. Just The Way You Are  y She’s Always A Woman eran dos hermosas baladas que sus detractores, tacharon de demasiado empalagosas. 

Después de todo The Stranger fue el álbum que demostró que el éxito comercial y la crítica no siempre van de la mano.  

El Nacimiento del Lollapalooza

El vocalista de Jane’s Addiction, Perry Farrell tuvo la idea de organizar un festival de rock alternativo itinerante. La primera edición Lollapalooza fue el 17 de julio de 1991, fue lo suficientemente ecléctica para proclamar su desdén por el mundo corporativo y el sectarismo musical. El festival también incluía espectáculos como el Jim Rose Circus Side Show y una variedad de actividades culturales, políticas y de entretenimiento que lo convirtieron en un vehiculo para que lo underground llegará a los territorios estadounidenses que solían estar fuera de su ámbito de influencia. 

La explosión del grunge impulsó el Lollapalooza durante los años subsecuentes, las audiencias en todo Estados Unidos experimentaron el sonido de Red Hot Chilli Peppers, Ice Cube, Soundgarden, Beasties Boys, Nick Cave, Metallica, entre muchos otros. 

En 1997 una alineación errática puso fin aparente al evento pero después de una reactivación en el 2003 y una cancelación en el 2004, al año siguiente cambió a su formato actual, un festival de fin de semana en el Grant Park en Chicago.

La Super Estrella Hippie Del Country

Nacido en Texas en 1933, Willie Nelson, lanzó su primer sencillo, autofinanciado, en 1956, pero no dio el paso definitivo en su carrera hasta que compuso para Claude Gray. El 6 de noviembre de 1961, Patsy Cline llevó al top 40 de Billboard la que quizá sea su más célebre composición, la inmortal “Crazy”. En 1976 compuso Wanted! The Outlaws el cual se convirtió en el primer disco del género en vender un millón de copias.

Su polifacética carrera abarca el activismo político, la interpretación e incluso algunos hitos del pop, en su enorme contribución al panorama de la música country lo que da a Willie Nelson el estatus de leyenda. Como muestra de rechazo al asfixiante conservadurismo de Nashville, decidió adoptar una imagen rebelde de hippy de pelo largo. Desarrollo un tipo de country que incluía rock, folk y western swing y a mediados de la década de 1970 estaba al frente del movimiento contracultural del género. Tras dos décadas en la industria musical, finalmente el iconoclasta e imperecedero Nelson alcanzó su fama. 

El Sueño Se Terminó...

Señalar el día exacto en que la banda The Beatles se disolvió no es fácil. Muchos creíamos que fue cuando Lennon anunció ante sus boquiabiertos colegas que dejaba la banda o cuando Paul McCartney anunció que abandonaba el grupo. Sin embargo, muchos expertos en el tema sitúan el día exacto el 31 de diciembre de 1970, cuando McCartney presentó una demanda judicial ante el Alto Tribunal de Londres para disolver la sociedad. Ese día se inició formalmente el proceso que llevaría a la disolución de los Beatles como identidad legal. El divorcio público de los Beatles fue largo, turbio, humillante y definitivo.

Una generación entera había crecido con la banda, viendo cómo transformaban la música popular moderna de un mero y frívolo producto para adolescentes en verdadero arte. Los Beatles habían reflejado las inquietudes y los valores culturales de los jóvenes de la década de 1960, pero de repente el mundo se enfrentaba al rígido e implacable proceso formal que desmantelaría una corporación de alcance mundial; y las verdades y valores de la generación del lema "paz, amor y hermandad" parecían cubrirse de polvo mientras la humanidad era testigo de su desaparición. 

The Carpenters y su éxito Close To You

El exquisito tema de The Carpenters (They Long To Be) Close To You, se convirtió en su primer número uno en Estados Unidos. La canción compuesta por Burt Bacharach y Hal David, la había grabado anteriormente el trompetista Herb Alpert, aportando su peculiar voz. No obstante, decidió no lanzarla y en cambio la ofreció a una banda que anteriormente había sido contratada por su disquera A&M: The Carpenters. Richard dio nuevos arreglos a la canción, introduciendola con un solo de piano y llegando al momento culminante con una cascada estratificada de las voces de Karen y Richard Carpenter. Demostrando que había un lugar en las listas de éxito para un rayo de sol.